Memorias de Un Replicante Sin Recuerdos

I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire off shore of Orion. I watched C-beams glitter in the darkness near the Tannhauser's gate. All those... moments will be lost... in time, like... tears... in the rain. Time to die.

Monday, March 13, 2006

RPD o qué ha de hacer un poli en Raccoon City para tomarse un café

RPD: Raccoon city Police Department.

El agente Wilbur Olsen está redactando un informe acerca de un ataque de perros a una niña en un jardin de las afueras de la ciudad, cuando recuerda que no ha desayunado.

Wilbur: '¡Qué bien me sentaría un cafe con una rosquillita...!¡YUM, YUM!'.

Se levanta de su asiento, se acerca al baúl del fondo de su despacho y deja en él la cinta de escribir a máquina, que no sabe porqué ha quitado de la Olivetti de los años 50 en la que trabaja, y recoge un spray de color verde... para el mal aliento.

Verifica que tiene toda la munición de la pistola en el mismo bolsillo, la pistola en su sobaquera y la escopeta y los cartuchos bien a mano.

Se acerca a la puerta y la abre, con un chirriante crujir, para salir a un pasillo que se extiende a izquierda y derecha. Se echa a correr hacia la derecha. Esquiva a un zombi. Entra en la puerta que hay justo al doblar el recodo. Examina una mesa y recoge un informe del jefe de policía, un cable de batería de coche y una bonita planta verde del escritorio de un tal Chris Redfield. Sale del cuarto.

Vuelve por donde ha venido. Esquiva de nuevo al zombi empanadilla y sigue por el pasillo, hacia la izquierda. Por donde el pasillo desemboca en el hall principal de la comisaría.

Vaya. La máquina de café está en la planta de arriba. Y la escalerilla mecánica del hall está recogida. Habrá que extenderla o darse el rodeo por el pasillo del zombi de antes.

Sigue hacia el frente, pasa por delante de la puerta principal. Intenta abrir la puerta que hay junto a la principal, en la pared lateral derecha del hall. No se abre.

Wilbur: ¿Qué es esto? Parece que hay un trébol dibujado sobre la cerradura. ¡JODER! Me falta la llave con el trébol...

Wilbur se acerca a la estatua que hay en medio del hall. Una estatua de un dios alado. A ver más de cerca...

Wilbur: ¡Oh! Este brazo se mueve... ¿y si tiro de él?

¡Clinc!

Wilbur: Algo ha caído en el suelo por la parte de atrás... ¡Mira! ¡La llave del trébol! (¿Qué cojones haría ahí metida...?). Mira que es grande... ocupa lo mismo que la escopeta... ¡nchts! Pos na...

Wilbur abre la puerta y entra.

Wilbur: Buenoooooo... ese zombi me cierra el paso hacia el interruptor de las escaleras. Pues él lo ha querido. Ya era hora de aprovechar todas las horas de práctica en el simulador.

¡BANG!¡BANG!

Zombi re-muerto: UUUUOOOOOHHHHHhhhh...

El zombi cae al suelo y deja un bonito y desagradable charco de sangre. Ese ya no sale en el Residente Evil 3.

Wilbur activa el interruptor. No pasa nada. Que curioso, con el ruido que metía la escalerilla...

Wilbur: ¡Andaaaaa! ¡Pero si no tiene corriente...! ¡¡¡MecagontoaslascomisariasdeRaccoon!!!

Paseo hasta el sótano. Zombi, perro zombi, puerta, zombi y zombi.

Sala de generadores. Perro zombi chamuscado. El muy... perro... se ha roido todos los cables de energía aunxiliar. Menos mal que Wilbur ha sido previsor y se ha traído el cable de la batería de su coche (a saber por qué...). Un puentecito, como enseñaron en la academia y listo. Ya de paso verifica si hay alguna taquilla abierta y en una de ellas encuentra una medalla de color plateado.

Wilbur: ¿Tengo bolsillos? Sip, la munición de escopeta ha dejado un espacio libre en el bolsillo de atrás del pantalón...

Se oye un zumbido al restablecer la energía por todo el edificio. Las escaleras se activan. Wilbur desanda el camino hasta el hall. Sube las escaleras y la ve.

La máquina de café que prepara el capuccino que lleva toda la noche esperando y saboreando. Pero no funciona.

Wilbur: ¡PUES NO VA A SER QUE NO ESTÁ ENCHUFADA Y SIN ENERGÍA PORQUE LO HE COMPROBADO!

Examina de cerca la máquina...

Wilbur: ¿Qué es este hueco redondo? ¿Y si meto la medalla plateada?

¡CHINC! La medalla cuela dentro dela máquina.

Máquina de café: ¿Quiere un café con leche, capuccino, solo, cortado?
Wilbur: Capuccino.
Máquina de café: Va a seleccionar Café Capuccino ¿está seguro?
Wilbur: Que sííííí.

KRRRRRRR. PSSSSSS. Ploc.

Máquina de café: Café preparado. Tenga un buen día.
Wilbur: Lo que hay que hacer por un café en esta maldita comisaría...

Una voz en off femenina se oye por la megafonía de todo el edificio:

"SELF-DESTRUCT SYSTEM HA BEEN ACTIVATED. ALL PERSONNEL MUST EVACUATE IMMEDIATELY..."

Wilbur: ¡ODIO RACCOON CITY!

---

Special Thanks to Saibot por las horas de sustos, descojones y no dormir que hemos pasado delante de la saga de Resident Evil... Chapéau, Irrepetibles!

3 Comments:

Blogger Saibot said...

¡A por él!

8:50 AM  
Blogger Lucky-Lilith said...

Supongo que hacer una coña sobre RE4 era algo demasiado fácil para ti...xD Me has alegrado la tarde :*

10:30 AM  
Blogger El Replicante Nexus 7D said...

¿Por qué iba a ser demasiao fácil? Es que en el RE4 no hay un sitio tan "normal" plagado de puzzles y zombies perros.

XDDDD

Escribo este tipo de posts para alegrar tardes :)

10:58 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home